Sistema Radiofónico Informativo

EDITORIAL: El Lienzo Charro ¿La manzana de la discordia?

SRI-8-3

18 de febrero. En los últimos meses las obras del Complejo “Gral. Antonio de León”, ubicadas en el espacio denominado “Lienzo Charro”, en la colonia Federalismo han provocado una discusión en redes sociales, generado protestas de normalistas y agrupaciones de charros, así como un posicionamiento por parte de la autoridad municipal sobre las inconformidades expresadas.

Y es que desde el anuncio que realizó la presidenta municipal Juanita Cruz Cruz relativo a la ejecución de una obra de carácter cultural en ese lugar, diversos grupos sociales, quienes ven afectados sus intereses, esparcieron el rumor de que dichas instalaciones servirían para albergan la feria anual del mes de julio y eliminar el espacio ubicado en la colonia Aviación, con el objetivo de poner fin a prácticas ilegales de diversos personajes quienes se han adueñado del recinto ferial para otorgar los espacios al mejor postor.

Sin embargo, la contingencia sanitaria del COVID-19 provocó que la feria del año 2020 se suspendiera, y con ello las posibles protestas durante los días de fiestas por la venta de espacios para la instalación de juegos mecánicos y carpas, entre otros.

Sí bien en el mes de julio no ocurrió alguna protesta, a principios de noviembre se estudiantes de la Escuela Normal Experimental de Huajuapan (ENEH) realizaron diversas acciones de protesta para exigir que se respetara su espacio, argumentando que la autoridad “invadió” terrenos de esa institución, cuyas instalaciones, por cierto, están abandonadas y vandalizadas desde hace varios años.

En ese mes, los normalistas destruyeron algunos muros, supuestamente para “defender” lo suyo y evitar la “invasión” a su espacio. Lo cierto es que ni la autoridad municipal ni los directivos de la Normal acreditaron en su momento la propiedad del terreno.

El conflicto quedó finiquitado en la sesión extraordinaria de Cabildo del 3 de febrero, en la cual se acordó la donación del espacio presuntamente invadido al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), ratificando así el acuerdo alcanzado el 14 de enero entre la autoridad, directivos y alumnos de la ENEH.

Tal pareciera que con dicho acuerdo ya no habría obstáculos para continuar las obras del Complejo Cultural “Gral. Antonio de León”, pero la mañana del miércoles 17 de febrero asociaciones de charros y escaramuzas protagonizaron un nuevo conflicto, al inconformarse por el comodato otorgado por el Cabido a la Asociación Civil Charros de la Mixteca por un lapso de 30 años. Durante su protesta se introdujeron con todo y caballos al Palacio Municipal y lesionaron a la secretaria particular de la presidenta municipal. Estos hechos no deben ser justificados bajo el argumento de que se trata de una protesta social “justa”.

Este último tema ha generado aún más la polémica porque algunos actores pretenden hacer creer que el actual ayuntamiento regalará ese terreno a dicha asociación.

Sin embargo, esta versión cae por su propio peso, pues cabe recordar que el terreno donde se ubican las instalaciones del Lienzo Charro fue donado en la administración 1993-1995, presidida por Javier Mendoza Aroche, a la Asociación de Charros de la Mixteca, y la 1996-1999, presidida por Luis de Guadalupe Martínez Ramírez, construyó las instalaciones con recursos municipales, a pesar de que el terreno ya pertenecía a la mencionada asociación.

En términos estrictamente legales, el predio y las instalaciones del Lienzo Charro son propiedad de la Asociación Civil Charros de la Mixteca, pésele a quién le pese. El efecto práctico del contrato de comodato, aprobado en la sesión de Cabildo del 17 de febrero, es que las instalaciones vuelven a ser propiedad municipal, pero se otorgan en préstamo a la asociación originalmente dueña del mismo. Es importante no confundirse o confundir a terceros.

Un aspecto importante es que en el contrato de comodato se establece que deberá respetarse la minuta suscrita en el año 2012, en la que se especifican los días y las horas en que las demás asociaciones de charros y escaramuzas podrán hacer uso de las instalaciones. ¿Habrá habido un error de comunicación o alguien trató de tergiversas la información para prender la mecha y justificar las protestas del miércoles en el Palacio Municipal.

Sin duda el tiempo será el que dé las respuestas. ¿O será que por el proceso electoral que ya está en marcha cualquier motivo es bueno para sacar raja política utilizando como carne de cañón a quienes se dejan manipular por intereses no muy claros?

Esperemos que el Lienzo Charro no siga siendo la manzana de la discordia.

Deja un comentario