Sistema Radiofónico Informativo

REPORTAJE. De los Corazones Huajuapan te llama…

cristo moreno

24 de julio. Este 24 de julio fue muy diferente a otros años, pues desde esta madrugada no se cerró la circulación vehicular en las principales calles de la ciudad; tampoco hubo vecinos que madrugaron para barrer las calles, terminar de pintar el aserrín, empezar a colocar los tapetes multicolores o preparar el café para convivir con quienes se encontraban realizando alguna de estas tareas. Este año nada de eso se hizo presente.

Por primera ocasión en muchas décadas, los cinco kilómetros del circuito no se vistieron con todo tipo de figuras de aserrín teñido; y no fue por falta de ganas o porque haya menguado la devoción a la milagrosa imagen del Señor de los Corazones, sino por las restricciones derivadas de la pandemia del COVID-19 que aún padecen nuestro país, nuestro estado y nuestra ciudad, y que por desgracia sigue cobrando vidas e implantando nuevo récord de contagios.

Cada año las crónicas relativas a la procesión en honor del Cristo de Huajuapan dan cuenta de una verdadera fiesta caracterizada por la fe, la alegría, la convivencia vecinal, las calles abarrotadas de fieles y cubiertas por flores, aves, motivos religiosos y regionales; y por la música y las porras que resuenan al paso de la imagen milagrosa. Son crónicas de lo que esta vez no será.

Esta vez no se verán los ríos humanos formados por miles de fieles que en esta fecha acudían a la cita anual, provenientes de todos los puntos cardinales de la ciudad, de otras localidades de la región, de diversas entidades del país, e incluso del extranjero. Tampoco se verán las interminables vallas, los grupos de personas distribuidos a lo largo del recorrido para cargar el anda con la imagen; ni las expresiones de fe y lealtad al Cristo Moreno; ni gente caminando descalza sobre el pavimento calcinante. No habrá personas de todas las edades realizando el recorrido de más de cinco horas bajo el sol inclemente para pagar una manda, o para agradecer las bendiciones recibidas durante los últimos 12 meses, o para implorar un milagro.

procesión

Este año tampoco hubo gente que desde muy temprano recorría las calles para capturar las imágenes de la creatividad y el trabajo colectivo cristalizados en diseños artísticos, o que acompañaba la procesión para plasmar en una imagen las manifestaciones de fe; ni siquiera los restos del aserrín pisoteado por miles de pies.

Este 24 de julio reinan el silencio, el vacío de las calles, la nostalgia y la fe que se mantiene pero que hoy se tiene que expresar de una manera diferente.

Claudia Segoviano Rivera, vecina de la calle 2 de abril, quien año con año coloca la alfombra de aserrín frente a su casa, habló de lo importante que ha sido esta fecha para los huajuapeños y de lo que representa que esta vez no se realice la tradicional procesión.

“Es una tristeza porque en Huajuapan tenemos muy arraigada esta procesión y celebración al Señor de los Corazones que nos identifica; y lamentablemente esta pandemia impidió la realización de la procesión como cada año, y es una lástima porque en este evento pediríamos a nuestro santo salir adelante de esto”, dijo.

Por su parte, Alejandra Bonilla López se refirió a lo que para ella representa esta procesión y la colocación de las tradicionales alfombras de aserrín.

“Es triste para todos nosotros porque ya es una tradición ofrecer al Cristo Moreno nuestros problemas. Es una pena porque cada año pintábamos nuestro aserrín, y es aquí que hacemos familia con los vecinos, con lo compañeros de trabajo; es decir, el Señor de manera indirecta hace unión con todos los huajuapeños. Añoramos esos momentos pero nos encomendaremos a él ante esta pandemia que está en su máximo nivel de contagios, y ahora desde casa lo vamos a estar recordando, rezando y pidiendo por salir pronto de esta enfermedad”, dijo.

A su vez, el párroco del Sagrario Diocesano y coordinador de la Pastoral Diocesana, Javier Hernández Martínez, enfatizó que frente a esta pandemia del COVID-19 este día pedirán al Señor de los Corazones en su último día de novenario para que esta crisis termine.

imagen

“Pediremos de una forma especial al Señor de los Corazones que nos ayude en esta gran crisis que tenemos. Pedimos a las comunidades que hagamos una oración pidiendo al Señor de los Corazones que nos ayude a salir de esta pandemia. Dejo el mensaje: el Señor de los Corazones en los momentos más importantes nos ha acompañado, y cuándo fue el Sitio de Huajuapan en 1812 el novenario se celebró como lo celebraremos en estos momentos”, dijo.

El sacerdote confió en que nuevamente el Cristo Moreno nos ayudará a salir adelante de esta situación y en que el próximo año existan las condiciones necesarias para que la festividad del Señor de los Corazones se pueda realizar como tradicionalmente se ha hecho, lo que sin duda requerirá del apoyo de todos.

Hoy más que nunca, en medio de esta pandemia, los huajuapeños elevan una plegaria a su Cristo Moreno, al Señor de los Corazones, para que pronto todo vuela a la normalidad.

Hoy más que nunca los versos del Himno al Señor de los Corazones, escritos por el sacerdote Luis Martínez Rivera, cobran vigencia y se elevan en una súplica en estos momentos de crisis, de incertidumbre, de dolor y de angustia: “De los Corazones/ Huajuapan te llama/ Huajuapan te aclama/ con toda su fe”.

-Denise Luengas

Twitter: @denise_sri

Facebook: Sistema Radiofónico Informativo

Deja un comentario