Sistema Radiofónico Informativo

REPORTAJE. Pitaya, una labor espinosa

pitaya

22 de mayo. La pitaya es un fruto cuya comercialización ha ganado terreno poco a poco en nuestra región y aunque se ha colocado en el gusto de la población, aún no ha podido ser un referente de nuestra riqueza gastronómica.

En las últimas décadas la pitaya se ha revalorado en nuestra región como un fruto que nos da identidad, y cada vez ha ganado más espacio en la mesa familiar; incluso, ha sido motivo de inspiración de algunos artistas, quienes a través de sus pinceles han plasmado sus colores, su enigmática apariencia y su delicioso sabor.

Es un fruto que, dicho sea de paso, no es nada fácil de cosechar, sobre todo cuando quienes lo recolectan tienen que lidiar con sus cáscaras llenas de espinas; y tan poco es tan fácil de conseguir, porque sólo se produce en esta temporada del año.

Desde hace por lo menos tres décadas, las autoridades y productores de la principal zona pitayera de la región, la ubicada en la zona norte del distrito de Huajuapan, realizan la Feria de la Pitaya con la finalidad de promover su consumo y comercialización, en primer lugar en la región. Con el paso de los años la feria se extendió a otras comunidades de la zona, e incluso a la ciudad de Huajuapan.

En 2018 un grupo de ciudadanos y autoridades tuvieron la iniciativa de comercializarla a nivel internacional, promoviendo su consumo principalmente entre nuestros paisanos radicados en diversos puntos de los Estados Unidos.

Cesar Aguirre, quien es originario de Silacayoapan y se dedica a la exportación de este fruto, ha apoyado su comercialización desde el año 2018, llevando el producto a Tijuana, a Sonora y a la Ciudad de México, pero también a Nueva York y Los Ángeles, donde los principales consumidores son los connacionales que viven en esas ciudades, con lo que este fruto que ha dado identidad a los mixtecos se ha posicionado poco a poco en el mercado norteamericano.

Anastasio Villarreal, quien es promotor de los corredores bioculturales en la Mixteca baja, refiere cómo surgió ese proyecto.

Anastasio-Villarreal-CDI

“Con la iniciativa de los corredores bioculturales trabajamos tres objetivos, uno de ellos es identificar y dar a conocer las riquezas naturales que tenemos en nuestra región Mixteca para potencializarla como una zona turística, pero tiene que ser articulado por el sistema cultural como es la gastronomía, y también los sistemas productivos; por eso hoy tenemos una agenda entre la que se encuentra la Feria de la Pitaya que trabajamos todo el mes de mayo para promover el fruto y su comercialización”, dijo.

En el año 2018 se estableció un convenio de comercialización para la exportación de la pitaya, y con el paso de los años también se ha avanzado en la industrialización y el consumo en los mercados regionales.

A través de los corredores bioculturales también se han impulsado otros productos que son parte fundamental en la riqueza gastronómica de la Mixteca, como el guaje, el pan artesanal, la tortilla y los atoles, con la finalidad de impulsar el desarrollo de la región, aunque esta labor no ha sido fácil porque aún falta el apoyo de los gobiernos.

Pero al mal tiempo, buena cara, y han sido los propios connacionales quienes han tomado el toro por los cuernos y buscan abrir las fronteras a este fruto para su comercialización.

Este año, la Feria de la Pitaya se realizaría en diversas localidades de la zona de Chazumba y en la ciudad de Huajuapan, pero la pandemia que hoy envuelve al mundo y a nuestro país no dio tregua, y obligó a la suspensión de estos eventos, impidiendo así que la pitaya fuera promovida en la región y fuera de ella, como cada año.

Las sedes de estas ferias que se realizarían durante el mes de mayo serían Santiago Chazumba, Santo Domingo Tianguistengo, San José Chichihualtepec, Santa María Camotlán y Huajuapan de León, entre otras.

La suspensión de las ferias no sólo afectó a los productores de pitaya, sino también a los artesanos, a los artistas plásticos, a las personas que se dedican a la gastronomía y en general a las comunidades que se veían beneficiadas con el arribo de un gran número de visitantes, lo que trajo como consecuencia una importante afectación a la economía local.

Sin embargo, Anastasio Villarreal mencionó que no todo está perdido, pues la tecnología ayudará para que la pitaya no quede sin promoción este año, pues de manera coordinada con las autoridades de San José Chichihualtepec se realizará una Feria Virtual de la Pitaya, la cual tendrá como sede la ciudad de Huajuapan.

pitaya 2

Esta actividad se transmitirá a través de Facebook el sábado 23 y el domingo 24 de mayo a partir de las 12 del día, y podrá buscarse como “Feria de la Pitaya”.

Durante las transmisiones se abordarán temas relacionados con la producción e industrialización de la pitaya, y se ´realizará la venta de este producto mediante entregas a domicilio.

Asimismo, como cada año se realizarán el concurso Comelón de la Pitaya y una carrera virtual, y se subirán videos de los años pasado, con lo que se pretende fortalecer la promoción de este producto.

“Creo que también pasará a la historia bailar el Jarabe Mixteco bajo la característica que nos da esta contingencia, entonces creo que nos podemos unir en este tipo de eventos, tenemos que buscar las alternativas, y nuestras autoridades también tienen que buscar las alternativas; el quedarse en casa es pensar y también establecer estrategias; el quedarse en casa no es esconderse como autoridad, sino más bien planear para que ese tipo de situaciones que se presentan, como una contingencia, no recaigan posteriormente en una crisis alimentaria que nos lleve a algo mucho más difícil de resolver”, dijo.

Con el paso de los años el precio de este producto se ha incrementado al existir una mayor demanda. Hace cuatro años el kilogramo se comercializaba en 30 pesos, y actualmente se cotiza entre 50 y 55 pesos, y puede incrementarse hasta 60 o 70 pesos.

Así también, se ha diversificado su industrialización, pues actualmente en el mercado de Huajuapan se pueden encontrar mermeladas, curados de pitaya, coctelería, jabón, champú, gelatina, paleta, agua y bolis, entre otros productos derivados de este fruto.

Los beneficios son muchos, pero su producción pende de un hilo, pues quienes se dedican a la producción de la pitaya son principalmente los adultos mayores.

pitaya 3

“También tenemos que trabajar el plan de desarrollo de la pitaya con la finalidad de poder sembrar y atender los pitayos que se encuentran en la zona, que ya están muy enfermos. Recordemos que quienes están atendiendo los pitayos son personas de la tercera edad y hay que pensar en ellos, ya que los jóvenes están en otros lugares generando divisas, y en la producción de pitaya, reitero, es un grupo vulnerable”, dijo.

El promotor reconoció que desconoce con cuántas hectáreas sembradas de pitaya cuenta la Mixteca y qué producción se espera obtener este año.

“La pitaya no ha sido estudiada en su totalidad; no podemos determinar cuántas hectáreas tenemos de cultivo y cuanto se está produciendo de cultivo cada año; por ejemplo, los enemigos de la pitaya son los movimientos telúricos, fenómenos meteorológicos como son las lluvias, granizadas, vientos, sismos; estos comportamientos hacen que no se pueda medir año con año la producción de la pitaya, aunado a que quienes son los primeros que aprovechan el fruto son las aves, entonces cada año deberíamos estar analizando cuantas toneladas se producen, quienes son los productores y cómo se dan los canales de comercialización y los eslabones de comercialización; esto es solo hablar de la pitaya pero tenemos cactáceas como el garambullo, jiotilla, xoconostle que son frutos con un potencial productivo y económico muy importante. Es el llamado a las instituciones agropecuarias, hay riquezas enormes y debemos pensar más ante esta recesión económica que se viene“, dijo.

Sin duda alguna aún falta un largo y espinoso camino para consolidar este fruto originario de la Mixteca como uno de los productos esenciales dentro de los hogares.

Sin embargo la pitaya poco a poco ha ido ganando terreno y seguirá haciéndolo con el apoyo de los ciudadanos y las autoridades, hasta lograr que se vuelva un referente y una alternativa viable de subsistencia para los productores, y siga consolidándose como un elemento de identidad de nuestra región.

-Denise Luengas

Twitter: @denise_sri

Facebook: Sistema Radiofónico Informativo

Deja un comentario