Sistema Radiofónico Informativo

EDITORIAL. El buen juez por su casa empieza

SRI-8

11 de octubre. La Fiscalía General del Estado de Oaxaca arrancó el programa denominado “Fiscalía en tu comunidad, jornada ciudadana de Procuración de Justicia”, y este miércoles tocó el turno a la Mixteca, y específicamente a Huajuapan de León, municipio en el que esa dependencia ha sido blanco de diversas exigencia y peticiones por parte de ciudadanos, empresarios, abogados y autoridades para que se mejore la procuración de justicia.

Si bien con el paso de los años la presencia de esa dependencia en la ciudad ha traído muchos beneficios al municipio y a la región, también es cierto que las quejas relacionadas con la actuación de los funcionarios que en ella laboran han sido contantes y recurrentes.

Por ello es importante este programa que echó a andar la Fiscalía, porque también implica asumir un compromiso mayor con la ciudadanía, para que cambie lo que tenga que cambiar en esa dependencia.

Por lo anterior, hoy la Fiscalía tiene un reto importante con la sociedad de Huajuapan y de la Mixteca, pues como reza el refrán, “El Buen Juez por su casa empieza”, y tiene que empezar por realizar una limpieza a fondo en el interior de la dependencia, caiga quien cayere.

El fiscal general del estado de Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, aseguró que no es posible conocer desde los escritorios la situación real que prevalece en la entidad en relación con los índices delictivos y el funcionamiento de las vicefiscalías regionales; para saber qué pasa realmente en los municipios y en las comunidades es necesario visitar las diferentes regiones, conocer de manera directa la actuación de los vicefiscales, ministerios públicos y personal que depende de la Fiscalía.

Eliminar los actos de corrupción que existen entre agentes estatales de investigación, peritos y demás funcionarios que laboran en la Fiscalía, quienes han sido acusado de insensibles, en menores casos, pero en otros han sido objeto de señalamientos de extorsión, y hasta de ser los actores intelectuales de muchos de los hechos delictivos que se registran en el estado, es tarea ineludible del fiscal general.

Si bien la decisión de buscar un acercamiento con la ciudadanía representa un buen gesto del fiscal general, y podría marcar el inicio de un posible cambio en esa dependencia; sin embargo, el tiempo y los resultados nos dirán si este programa en verdad beneficiará a la población o será simple un evento para tomarse la foto, y al final las cosas queden igual o peor en lo que tiene que ver con las demandas de los oaxaqueños.

El buen juez por su casa empieza, porque antes pedir a la ciudadanía que denuncie los actos de corrupción, que tenga confianza en sus autoridades y que sea partícipe de un cambio al interior de esa dependencia, primero se debe poner orden en casa, para tener una institución más confiable y honesta, en la que ya no exista la corrupción que ha sido históricamente su rasgo distintivo.

Vasconcelos Méndez tiene ante sí el reto de mejorar y cambiar la imagen de la Fiscalía. Parece un reto imposible de lograr, pero si al menos no sigue permitiendo actos incorrectos de su personal, estará enviando una buena señal, y manifestando la voluntad de querer cambiar un sistema que se pudrió hace muchos años, y que no ha podido ser saneado por sus antecesores.

Tampoco vamos a ser tan pesimistas; tenemos que reconocer que se han hecho cosas importantes por parte de la Fiscalía, aunque no han sido suficientes. Por el momento, una parte de la población tiene la esperanza de que las cosas por fin puedan cambiar en esa dependencia, pero si los cambios no se perciben en un corto tiempo, dicha confianza se perderá por completo.

Justicia es lo que demanda la ciudadanía, y este será el reto que enfrentará la Fiscalía; y tendrá que empezar haciendo realidad ese dicho: “El buen juez por su casa empieza”.

Deja un comentario